domingo, 14 de octubre de 2007

"Lunelia,el mundo de las cuatro esencias",por Jesus maria Camara Gomez

PRÓLOGO:EL PRIMER ELEGIDO

-13 de julio de 1938-Parque Loisirs(Londres)

Parque Loisirs, Londres , 13 de Julio de 1938 Empezaba a anochecer. El parque estaba casi vacío. Sólo el ruido producido por dos chicos jugando al fútbol rompía el sepulcral silencio del lugar. Los chicos se llamaban Tim Fawkes y Seamus Right. Los dos tenían la misma edad y los mismos gustos, lo que había contribuido en gran medida a hacerse amigos el mismo día de conocerse, cuando Tim llegó a la ciudad. Llevaban toda la tarde jugando, pero a pesar de todo, no se cansaban. Tim iba perdiendo, algo que no soportaba, así que se acercó a la portería de su amigo y lanzó el balón de una patada hacia el bosque que había detrás del parque. El balón pareció levitar durante un momento en el aire, y después cayó, y se perdió entre los árboles.
-¿ Por qué le has dado tan fuerte? – preguntó Seamus enfadado – ese balón es mío, y no sabes lo que me costó comprarlo.
- No te preocupes Seamus – dijo Tim – iré a por él. Tim se adentró en el bosque; el follaje era espeso, y la oscuridad lo cubría todo. Solo la débil luz que provenía del cielo le ayudaba a orientarse. Tim pensó que el bosque era más grande de lo que parecía, pues llevaba un buen rato caminando y aún no había encontrado el balón. Siguió andando, sin percatarse de que algo brillaba en el bolsillo de su pantalón intensamente, hasta llegar a un claro del bosque. Por un momento, Tim se olvidó del balón, de Seamus o de que casi se había hecho de noche, porque en el centro del claro se alzaba una majestuosa fuente de piedra maciza, de varios pisos y forma rectangular. Pero lo más extraño era el líquido que fluía por la fuente: era de color verde esmeralda, y unos brillantes puntos de luz saltando de un lado a otro en la superficie del líquido. Se quedó ensimismado contemplando la fuente boquiabierto, hasta que vio algo emerger por el piso superior de la fuente: su balón. Se acercó para cogerlo, pero cuando iba a tocarlo, el balón se sumergió, y Tim, en un acto reflejo, lo siguió para cogerlo, introduciendo la mano en el líquido… Seamus esperaba preocupado a su amigo, con la mirada fija en el bosque, cuando un cegador torrente de luz verde salió disparado del centro del bosque e inundó toda la zona. La policía no tardó en llegar, alertada por el extraño fenómeno luminoso. Seamus les explicó todo lo que había pasado, y ellos emprendieron la búsqueda por todo el bosque, pero no encontraron nada, ni siquiera la fuente, que aunque nadie se había dado nunca cuenta de su presencia, había desaparecido misteriosamente. La búsqueda se prolongó durante las semanas siguientes, por todos los alrededores y por toda la ciudad. Pero fue en vano. A los dos meses de su desaparición se le dio por muerto. Todos los familiares de Tim estaban destrozados. Sin embargo, Seamus no derramó ni una solo lágrima; no porque no le importara su amigo, sino porque no podía aceptar sin más que su amigo había muerto, y porque en el fondo de su corazón, la llama de la esperanza no se había apagado. Pero no podía seguir viviendo allí, no mientras todos lo miraran como el culpable de lo sucedido. Así que desde aquel día, Seamus Right se volvió un chico extraño y solitario, y se fue a Mistown, un barrio a las afueras de Londres, el lugar donde nació.

CAPÍTULO 1-LA LLEGADA

13 de mayo de 2006)Un chico de pelo castaño y ojos azules esperaba en la plaza de un pequeño pueblo. Llevaba puestos unos pantalones cortos y una camiseta corta de color naranja. El chico miraba su reloj todo el rato, pero no llegaba nadie. Estaba ya atardeciendo y la plaza se iba quedando más oscuro poco a poco. Cuando su reloj marcó las ocho y media, la oscuridad se hizo total, y apenas se veía nada. El chico vio a lo lejos dos oscuras siluetas, pero no pudo saber a ciencia cierta si se trataban de sus padres, debido a la oscuridad. Se acercaron más aún al chico y él reconoció a su padre.
-Perdónanos Marc- dijo un hombre con voz ronca.
-Lo sentimos hijo, pero se nos ha ido el santo al cielo, y cuando quisimos volver, no nos acordábamos del camino-esta vez fue una mujer la que habló. La madre de Marc era una mujer delgada, de pelo castaño como su hijo, y de facciones agradables.
-Vámonos, que en estos pueblos pequeños de noche, hace un frío que pela -el padre del muchacho se llamaba Glen y era un hombre gordo, alto y medio calvo. Llevaba ropa de verano y una gorra muy llamativa. Los tres se alejaron de la plaza, guiándose por la tenue luz de las viejas farolas de la calle.
-¿Vamos a estar mucho tiempo en Mistown papá? -preguntó Marc con voz aburrida.
-No, solo estamos de paso , pararemos aquí un par de días y luego iremos hacia el centro de Londres- respondió Glen animadamente.
-No sé por qué hemos parado aquí, podíamos haber ido a Londres directamente, porque como nos quedemos mucho tiempo en este pueblucho, yo me vuelvo a Dublín.-dijo Marc.
-Pues te irás tú solito, porque nosotros estaremos aquí hasta el final de las vacaciones, que para eso hemos alquilado el apartamento en la capital- contestó Glen enfadado. Cuando llegaron al hotel rural, cenaron y se acostaron muy temprano. Durmió bastante bien, pues la cama era muy cómoda. Sus padres tenían mucho dinero, y en Irlanda vivían en una gran mansión en el centro de Dublín. Cuando Marc se levantó sus padres aún estaban durmiendo, así que bajó, desayunó, y se fue a dar una vuelta por Mistown, sin alejarse demasiado del hotel. Aquel barrio, era antiquísimo y tenía muchos monumentos de piedra. Llevaba más de una hora paseando cuando vio una pequeña tienda da antigüedades al fondo de un callejón. En la puerta de la tienda, había un anciano de unos ochenta años .Tenía el pelo blanco y una gran calva el la coronilla. Estaba sentado en una silla y miraba al suelo con la mirada perdida, sumido en sus pensamientos. Cuando Marc se acercó a la tienda, el anciano levantó la cabeza y lo miró.
-¿Eres forastero verdad?- preguntó de pronto el anciano. A pesar de su edad hablaba rápida y enérgicamente.
-Sí -contestó Marc- mis padres y yo estaremos aquí un par de días y luego seguiremos hacia el centro de Londres.-Londres me trae malos recuerdos-comentó el anciano-yo de pequeño vivía en Londres, pero un accidente hizo que regresara aquí .
-¿Qué pasó?, si no es mucha indiscreción.
-Un amigo mío desapareció cuando estaba con él y aunque no fue mi culpa, todos me miraban mal,y como no pude soportarlo, volví aquí -respondió el anciano.
-Lo siento.
-No importa, eso pasó hace mucho tiempo. Todo eso paso en un pequeño bosque, en un parque, por eso no puedo ir al campo ni ver un solo árbol.El anciano volvió a mirar a Marc, y al dirigir su mirada hacia su cuello, se quedó paralizado-ese colgante...-susurró el anciano asombrado-tiene el mismo símbolo que la pulsera con la que desapareció mi amigo. Marc miró su colgante. Tenía un triángulo al revés con nueve círculos dentro.
-¿Esto? Este colgante me lo encontré buceando en la playa hace dos años-dijo Marc-no ha vuelto a saber nada de él?-siguió el chico, retomando la conversación.
-No, pero olvida todo lo que te he contado, ahora tengo que irme.El anciano metió la silla en la tienda y la cerró desde dentro. Marc se quedó mirando la tienda con fascinación, y luego,volvió al hotel.
-Marc, ¿donde estabas?-preguntó su madre- cambio de planes, nos vamos ya hacia Londres.
-¿Ahora? Justo cuando esto empezaba a gustarme- dijo él abatido- está bien, ahora vengo. Subió a su habitación y metió en su maleta las pocas cosas que había sacado la noche anterior. Le entregó la llave al recepcionista y se reunió en la calle con sus padres.-Vámonos-dijo Glen. Había una limusina esperándolos.-
Papá creo que no hacía falta todo esto-dijo Marc en voz baja. Su padre no le contestó y se metió majestuosamente el el vehículo. Marc también se zambulló rápidamente. Sin saber por qué, se sentía apenado, pero tenía la sensación de que ya había hecho en aquel lugar todo lo que tenía que hacer.

6 comentarios:

lendrak dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manuel dijo...

hola sobrino, con esto ya supongo que imaginas quien soy, escribo este pequeño comentario desde un prisma imparcial, osease nada partidista, porque se ha de ser ciego si no se quiere ver lo evidente, mi opinion es que sigas asi porque tienes grandes dotes en la escritura y hagas lo que hagas en la vida seguro que lo haras bien porque tienes un gran potencial y como persona que puedo decir que eres un buen hermano,hijo, sobrino, nieto, etc....
bueno que se nota un poco que soy el tio. cuidate campeon.
tu tio manuel
sigue con lo de lunelia estoy enganchado. soy tu primer fan

lendrak dijo...

Gracias tito.En cuanto Elisa crezca un poco le daré una copia de la historia para que se enganche también.En cuanto tenga un poco de tiempo seguiré escribiendo.

Pablo dijo...

Hola lendrak, parece que compartimos casi los mismos gustos por la literatura fantástica... Por lo que he leído, parece que vas por buen camino. Espero que tengas suerte, te invito a pasar por www.prosofagos.com. Es un foro literario donde puedes colgar cuentos y relatos para que compañeros como esther (una buena compañera que ayuda muchísimo) pueda corregirlos, opinar, leer otros relatos. En fin, que te veo futuro. Sería un gusto que te pasases por el foro y colgases algo... de tu reserva jajaja. Saludos :D

lendrak dijo...

ok Pablo.Gracias por el consejo.Lo haré.Felicidades a ti también por el relato de Salitrea;es fantástico.

sevda dijo...

Hola, Lendrak.

Me ha gustado mucho tu historia y te recomiendo que la cuelgues en la web de Laura Gallego García (www.lauragallego.com). Ahí hay mucha gente que lee todos los textos que se publican y algunos son expertos (no como yo) y te sugieren como mejorar tu escrito.

Si quieres puedes pasarte por mi blog (sevda-7.blogspot.com) en el que hablo de algunos libros y también de Memorias de Idhún (a mi también me gusta mucho ésta escritora).

sevda :)